Blogia
Kaa es como el viento

Vida de perros

Vida de perros Este es Lanç. Concretamente Sir Lancelot del Lago de Banyoles, Caballero de la Mesa Cuadrada (porqué le gusta más que Redonda) y amante de la reina Ginebra. Es un cocker spaniel inglés de casi 3 años, blanco y marrón. Y es mi perro. Posiblemente uno de los perros más gordos que corren por la capa de la Tierra, pero seguramente uno de los más cariñosos que hayan existido nunca.
Lanç vive en casa desde el 1 de Febrero del 2002. Fue una adquisición de mi padre para regalárselo a mi madre, aunque nadie de casa lo quería, ya que en aquel momento teníamos 4 perras más (ahora 3) Por suerte lo compramos, si no nosotros nos habríamos perdido a este crack y él vete a saber qué se habría perdido. Resulta que mi padre quería comprarle a mi madre un cocker igual que el primero que habíamos tenido, el genial Epi (Epifanio Marmota el vago de Minnesota 05/06/1983 - 05/05/1998) y fue a buscarlo al mismo sitio donde habíamos comprado a Epi, però allí ya no se dedicaban a la cria de perros y le dieron otra dirección.
A los pocos días llamaron diciendo que tenían un perro como el que queríamos, pero un poco más grande, 4 meses, pero que le haríamos un favor al animal porqué necesitava mucho cariño. Mi padre dijo que no había ningún problema con que el perro fuera algo mayor. Total que lo fuimos a buscar y nos encontramos con un perro... no muy agraciado. Le habían esquilado las orejas, tenía los ojos salidos y estaba muy delgado, pero pobrecillo! era tan bonito! Nos lo llevamos a casa, una hora en coche y no se quejó nada.
En la cartilla sanitaria decía que había nacido el 12 de Septiembre del 2001 :S por lo tanto estaba a punto de cumplir 5 meses, pero aparentaba más... Como según la cartilla estaba al día de vacunas no lo llevamos al veterinario el mismo día. La sorpresa vino cuando jugando con él el dia siguiente vimos que le faltaban los dientes de la mandíbula superior derecha. Evidentemente lo llevamos al veterinario y nos dijeron lo que pensábamos, que aquel perro tenía unos cuantos meses más que 4. Ya había cambiado los dientes, además tenía sarro que tarda en hacerse, según la cartilla tenía vacunas puestas días antes de nacer... un desastre de perro! Lo mejor fue que cuando llamamos a la tienda para que no pensaran que éramos tontos, que nos dijeron que no había ningún problema, si no nos gustaba podíamos devolverlo. Devolverlo?? Y una mierda!! qué habrían hecho de un perro mayor y "tarado"??
El primer medio año fue una visita al veterinario tras otra. Lo tuvimos que medicar bastante con cortisona, que lo hizo quedar muy gordo. Ahora ya no tiene los ojos salidos, está bien del todo y es cariñoso como él solo. No lo cambio por ningún otro!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Kaa -

Bienvenido a este blog, Gromit!

Teneios razón en lo poco que tardamos en encariñarnos de esots bichos. Y el mal rato que se pasa cuando están enfermos a mueren. Pero si haces balance, los buenos momentos compensan los malos, así que creo que siempre habrá algún cuadrúpedo ya sea canino o felino a mi alrededor.

Gromit -

Yo se lo que es tener un perro, quererle mogollón y que él te recompense con mucho más cariño. Que sería de nosotros sin los bichos estos. Te lo dice uno de ellos!

Diegus -

Yo he tenido pocos perros. En casa siempre nos hemos decantado más por los gatos, pero vaya... Que tanto unos como otros son lo mejor. Y, aunque es inevitable, también es un poco "putada" quererlos tanto, porque cuando se van... Yo las armo gordísimas. Besotes.

The Ant -

La verdad es que sólo los que tenemos perro sabemos el cariño que se puede llegar a sentir por ellos. Cuando mi perra Paca llegó a casa hace dos meses, me pareció bastante fea y sosa, sin embargo ahora estoy enamorado de ella, cada día la veo más bonita y además es simpática a más no poder. No la cambio por otra, ¿qué tendran los perros que en nada ya los quieres tanto?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres